Este año, Marbella Design se consolida como encuentro de referencia para el sector del interiorismo celebrando una segunda edición llena de sorpresas. Del 4 al 15 de julio se darán cita en el Palacio de Ferias, Congresos y Exposiciones de Marbella más de 40 destacados interioristas con el objetivo de dar vida a diferentes espacios interiores, proponiendo una experiencia sensorial y artística para los visitantes. Fue todo un placer, y también un reto, aceptar la propuesta de estar entre ellos.

 

Vivir la experiencia de crear un espacio pensado por y para ser visto, recibiendo las impresiones de los visitantes, es siempre una prueba de fuego que te hace intentar superarte y avanzar, por eso voy con mucha ilusión a Marbella Design. Además, es una gran satisfacción poder apoyar nuevas iniciativas, sobre todo cuando vienen de la mano de buenos amigos y grandes profesionales. Y para completar el regalo, Málaga es una ciudad que adoro, siempre es un placer estar cerca de ella.

 

La idea que tenía en mente para este proyecto era crear una suite de lujo que se saliera de lo estipulado, y sobre ella hemos estado trabajando hasta definir todos los detalles de SPAcio. Nos imaginamos frente al mar, en un lugar sacado de un pequeño edén rodeado de salvaje naturaleza virgen. Y quisimos trasladar todas las sensaciones de las que disfrutas en esa playa paradisíaca a una habitación de hotel única: todo eso que ves, oyes, hueles, sientes y paladeas en ese rincón tan especial de la costa lo trasladamos ahora a una suite. El resultado es una habitación de lujo que rompe con el encorsetamiento habitual de las suites de alto nivel para proponer un juego de sensaciones que ofrece una experiencia completa.

 

El juego comienza con un espacio diferente dominado por un cabecero que simula una ola de color brillante junto a un baño interior monocolor donde se instala el spa y una ducha de sensaciones. Suelos de sisal y materias primas naturales aportan el aire fresco a la suite y, al mismo tiempo, la sofisticación  del Art Noveau en pequeños guiños. La línea monocolor en tono teja es otra protagonista indiscutible de la suite SPAcio, que aprovecha la fortaleza y elegancia de un color que no necesita el riesgo de los colores vivos para mostrar su personalidad. Obras de arte llenas de personalidad ponen el broche de oro a esta composición.

 

Así es SPAcio, un lugar donde vivir toda clase de sensaciones sin necesidad de cruzar la puerta de la habitación para salir al exterior. Una suite para bohemios, aventureros, curiosos o simplemente amantes de los placeres de la vida.

 

Por supuesto, estáis todos invitados a acompañarnos en este viaje. ¡Os esperamos!